domingo, 28 de enero de 2018

Al Mounia, un viaje a Marruecos

¿Os apetece conocer un trocito de Marruecos sin salir de Madrid? Si la respuesta es un sí, tenéis que visitar Al Mounia.
Foto del Facebook de Al Mounia
Al Mounia lleva más de cincuenta años sirviendo auténtica cocina marroquí en un ambiente mágico decorado durante nada más y nada menos que 3 años por artesanos marroquíes(nos parece una locura siendo un restaurante) .
"Entrar en Al Mounia es descubrir una cultura distinta, un ambiente único en el que sentirse transportado al norte de África." dicen en su web. Y es cierto, pues en pocos locales internacionales nos hemos sentido tan lejanas a Madrid, sin movernos de la ciudad.
Foto del Facebook de Al Mounia

La decoración está cuidada al mínimo detalle por todo el restaurante. Dispone de tres espacios: uno con varias mesas altas con taburetes para tomar algo "rápido" y dos salas más para comer o cenar.
Foto del Facebook de Al Mounia

Foto del Facebook de Al Mounia
Increíblemente bonito ¿verdad? Parece sacado de las Mil y una Noches. Además durante 40 años Al Mounia ha sido el referente gastronómico marroquí de la capital y también lo ha sido a nivel cultural y artístico siendo reconocido a nivel nacional e internacional con diferentes premios tales como: el trofeo gastronómico internacional, the Golden Cock Medal for World Best Restaurants, placa a la Calidad Gastronómica Internacional...Todos ellos los tienen expuestos en sus vitrinas.

Pero vamos a lo que nos interesa: su comida. Damos fé  de que en las numerosas ocasiones en las que hemos estado,  todo lo que hemos probado ¡está de cine!

Hemos ido tanto en plan merienda como a cenar ,y tanto si lo que quieres es tomarte un té con un dulce árabe como degustar sus platos.¡No quedarás indiferente!

La ocasión en la que cenamos, al pedir la consumición y mientras esperábamos los platos que habíamos pedido, nos trajeron como aperitivo estas deliciosas albóndigas especiadas y  Brik  Moghrebine que eran rollitos de algo que no supimos pero que estaba exquisito.

Como entrante nos decidimos por el hummus y aunque estaba bastante rico, es cierto que nos supo bastante diferente a otros que habíamos probado.

De platos principales compartimos una pastella (es un hojaldre relleno de pollo especiado, almendras u otros frutos secos y con azúcar glas por encima)  y un  cous cous de cordero ¡de quitar el hipo!




Como colofón de la noche, un buen té junto a dulces árabes elaborados por ellos mismos. Fue difícil decidirnos cuando llegó el carro de los dulces. Probablemente todos estaban deliciosos pero nos decantamos por los cuatro que veis abajo y nos hubiéramos comido otros cuatro más jejeje.


Por si todo lo que os hemos contado fuera poco, hay espectáculos de danza del vientre que hacen al cliente sentirse como en Marruecos.
Por último, es imprescindible resaltar el estupendo trato que siempre hemos recibido por parte del personal del restaurante, que para los clientes es fundamental para disfrutar por completo del lugar.
¿Queréis saber dónde se encuentra este mágico lugar? En la calle Recoletos 5, que está situado a escasos 5 minutos de Banco España o Retiro.
Os pasamos el enlace de la web donde podréis ver toda su carta, más fotos, reservar online....
Esperamos que os llame la atención el restaurante, vayáis y compartáis vuestra experiencia con nosotras.